El Aula de Danza de la UCO llena el Teatro Góngora con el espectáculo “Los colores de la danza”

Colores

El espectáculo “Los colores de la danza”, organizado por el Aula de Danza de la Universidad de Córdoba, consiguió ayer llenar el Teatro Gongóra con una propuesta original llevada a escena por bailarines profesionales que hicieron un recorrido por diversas técnicas coreográficas.

El espectáculo, articulado en cuatro actos y que logró concitar a un elevado número de espectadores en el escenario cordobés, toma como metáfora los colores para mostrar los distintos matices que adquiere el movimiento en diferentes técnicas de danza, como la contemporánea, la urbana, el flamenco o la danza teatro.

El montaje “Piedras”, dirigido e interpretado por Irene Lázaro, fue el encargado de abrir el telón para sumergir a los espectadores en un viaje hacia la transformación personal. Con música original de Belén Romero y acompañada de la voz de Lola Jiménez y el audiovisual creado por Hugo Lasarte, Lázaro reivindicó a través de la danza-teatro la necesidad que tiene el ser humano de desprenderse de todo aquello que le pesa y le asusta para poder continuar su camino en la vida.

La danza contemporánea vino de la mano de las bailarinas de la compañía “aCUERDAt” Helena Sánchez y Eva Panadero, esta última también autora de la coreografía. Su propuesta, titulada “Apasionadamente curiosas” y que ha contado con la colaboración escenográfica de Ana Martínez y el diseño y edición digital de Mateo Escolano, hizo un recorrido por las inquietudes más íntimas del pensamiento, capaces de bailar al son de músicas tan dispares como el “Stabat Mater” de Pergolesi o el tema principal de la banda sonora de la película “Requiem por un sueño”, creado por Clint Mansell.

El tercer acto, centrado en la danza urbana, puso el dedo en la llaga de algunos de los problemas más actuales de nuestra sociedad. Bajo el título “Luz en lo negro”, los bailarines Francisco Javier Torrents (Bboy Teser), Adrián Parras (Bboy Atomicx), Fernando Vacas y Dulce Trapero mostraron su visión acerca de cuestiones como el maltrato o las diferencias sociales y económicas en los que tuvieron cabida desde la música clásica al HIP HOP.

El espectáculo se cerró con “Raza”, la propuesta creada e interpretada por Fernando Solano y Zuel en la que el flamenco y la danza árabe se dieron la mano. Una metáfora sobre el mestizaje y la necesidad de comunicación a través de dos estilos aparentemente distintos.

Las responsables del Aula de Danza de la UCO, Marta Domínguez, Mar Montávez y Lola Amores han querido agradecer a la sociedad cordobesa su respaldo a todas y cada una de las propuestas del Aula de Danza, y han subrayado la necesidad de seguir impulsando este tipo de actividades porque “no solo ayudan a consolidar a los grandes bailarines con los que cuenta Córdoba, también a difundir la danza y con ello el arte y la cultura”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s